Hay casos que no son admisibles,  especialmente en una pandemia como las que desgraciadamente sufrimos. La residencia «Las acacias», despidió durante el confinamiento  de uno de sus médicos.

 

El facultativo, con buen criterio, al sentir sintomatología compatible con Covid , y tratar con personas de avanzada edad, fue baja por incapacidad temporal,

Posteriormente, como en muchos otros casos, la prueba PCR resultó negativa.

A pesar de que su actuación fue la lógica y garante para la salud de los residentes , la residencia no dudó en proceder a su despedido, acusándolo de fraude.

Interesamos ante la jurisdicción social la nulidad  del despido, y una elevada indemnización por vulneración de derechos fundamentales.

Puedes leer aquí la noticia:

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20201024/denuncia-medico-barcelona-coger-baja-coronavirus-8172008