¿QUÉ Y CÓMO PUEDO RECLAMAR COMO PERJUDICADO EN UN ACCIDENTE DE TRÁFICO?

¿QUÉ Y CÓMO PUEDO RECLAMAR COMO PERJUDICADO EN UN ACCIDENTE DE TRÁFICO?

Son muchas las dudas que surgen cuando hemos sufrido lesiones tras un accidente de circulación. A continuación, ofrecemos algunas respuestas prácticas a fin de resolver las mismas.

¿A quién reclamamos?

Si la culpa esta asumida y no se discute por las partes implicadas, tendremos que reclamar a la compañía aseguradora del otro vehículo implicado en el accidente. Cuestión distinta sucede si dicha responsabilidad es discrepante entre las partes, éstos casos, en ocasiones, darán lugar a supuestos de concurrencia de culpas.

¿Cuál debe ser el contenido de la reclamación?

Dependerá de la fase de curación y sanidad del perjudicado, si presenta lesiones o ha precisado de baja laboral y/o baja médica, así como de la existencia de los daños materiales que hayan podido ocasionarse.

Lo relevante será esperar a la curación definitiva del lesionado, a fin de poder concretar mejor el cálculo de la indemnización que corresponda, así como de disponer de la suficiente documentación médica y/o peritaje de reparación de los daños materiales sufridos para poder aceptar una correcta y total indemnización.

¿Cuál es el actual sistema de valoración de daños corporales para accidentes de tráfico?

Para aquellos accidentes que tengan lugar con posterioridad al año 2015 se aplicará el contenido de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, que incluye un sistema de cálculo y cómputo para la reparación de los daños producidos, con ocasión de un accidente de circulación, con carácter vinculante, no solo para las compañías aseguradoras sino también para los Tribunales.

Los supuestos con lo que, con mayor frecuencia, nos encontraremos serán aquellos en los que el perjudicado a sufrido lesiones temporales, aunque también existirá indemnización en caso de muerte y secuelas.

En el supuesto de lesiones temporales derivadas de accidente de circulación, la Ley contempla la siguiente distinción:

  1. a) Perjuicio personal básico: Contempla el cálculo del perjuicio común a todo lesionado desde la fecha del accidente hasta el final del proceso curativo o estabilización de las lesiones. La cantidad diaria a indemnizar será de 30 euros/día.

Este perjuicio también contempla las lesiones temporales derivadas de “traumatismos menores de columna vertebral”, lo que vulgarmente se denominaba, con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley, el llamado “latigazo cervical”, para cuya apreciación, por parte de las compañías y Tribunales, deberá reflejarse en un informe médico concluyente que acredite la existencia de dicha secuela.

  1. b) Perjuicio personal particular: Incluye el perjuicio por pérdida de calidad de vida e impedimento o limitación de autonomía y desarrollo personal, así como por intervenciones quirúrgicas. En este apartado se incluye la indemnización por día impeditivo o de baja laboral (52 euros/día moderado), por día hospitalario (75 euros/día grave) y por el tiempo en el que se encuentra el perjudicado en unidades médicas intensivas (100 euros/día muy grave).
  2. c) Perjuicio patrimonial: Contempla los gastos derivados de asistencia sanitaria que se precisen por prescripción médica facultativa, desplazamientos y costes de movilidad del lesionado así como la pérdida o disminución temporal de ingresos económicos que haya ocasionado su periodo de incapacidad temporal derivado del accidente.

¿Qué vías tenemos para reclamar?

En primer lugar, y con carácter obligatorio para poder interponer, en su caso, la correspondiente demanda civil, deberemos de iniciar una reclamación previa extrajudicial dirigida a la compañía contraria, la cual podrá iniciarla, directamente, el propio perjudicado, su representación legal, o bien podrá hacerse a través de la propia compañía aseguradora. Una vez se informa a la compañía contraria del siniestro y se traslada a la misma toda la documentación de la que dispongamos, el perjudicado deberá de recibir oferta motivada de la indemnización en el plazo máximo de 3 meses.

Por otro lado, en caso de disconformidad, el perjudicado podrá reclamar la indemnización que considere mediante la interposición de la correspondiente demanda judicial, dentro del plazo de un año, si la reclamación se dirige contra la compañía aseguradora, o bien de tres años si se dirige únicamente contra el causante del accidente.

¿Y si el vehículo causante del accidente no tiene seguro obligatorio, ha sido robado o el conductor es desconocido?

En estos supuestos, existe una entidad pública llamada Consorcio de Compensación de Seguros que será quien asuma, de manera subsidiaria, la indemnización correspondiente.

Para más información contacta con:

Aranda, Melgar & Tàsies Advocats.

https://www.amtadvocats.com

Creado por SANDRA MELGAR| 2018-10-27T06:05:03+00:00 octubre 13th, 2018|Drecho civil/penal|0 Comentarios

Si te ha gustado, comparte el artículo

FacebookTwitterLinkedinRedditTumblrGoogle+PinterestVkEmail

Deja un comentario Cancelar respuesta

ComentariosVisita el articulo original

Importado de www.iurispol.com

Visita el mas post de www.iurispol.com

By | 2018-11-07T13:56:31+00:00 octubre 13th, 2018|iurispol|0 Comments